Cómo ayudar a evitar quemaduras en niños y niñas

UNICEF se une a esfuerzos del hospital para prevenir las quemaduras y la negligencia desde el hogar. 

Por Mamá Joven

El Hospital Nacional de Niños, la Asociación Sobreviviendo a Quemaduras del Hospital Nacional de Niños (ASOQUEM HNN) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) unen esfuerzos para hacer un llamado de alerta a la población a incrementar la guardia ante la llegada de las épocas festivas y vacacionales con mayores riesgos para las niñas y niños, ya que los casos tienden a incrementarse en este período.

Las organizaciones hacen un énfasis en la prevención primaria de casos en el hogar. Por esta razón, desde febrero de este año trabajan en conjunto con algunas comunidades del país y han llevado el mensaje a sitios públicos, para que sean los cuidadores los que protejan a las niñas y niños.

Un factor crítico es la falta de conocimiento de los cuidadores sobre cómo prevenir las quemaduras y hacer sus hogares más seguros. A ello, se suma que muchos cuidadoresdescuidan a las niñas y niños, por estar atendiendo dispositivos electrónicos como celulares y tabletas, tal como se confirma a partir del registro de casos en comunidades como Pavas y Desamparados.

“Es evidente que ningún padre o madre de familia desea que un niño sufra una quemadura, pero tenemos que ser conscientes que una quemadura en un niño no es un accidente, sino que es el evento final de una serie de hechos que se traducen en falta de prevención. Esta alianza con UNICEF es muy importante porque permite al Hospital Nacional de Niños trascender de la atención de un niño con quemaduras y trabajar en la prevención de estos eventos tan desafortunados en las comunidades y en los hogares; tanto el Hospital como UNICEF compartimos este objetivo de erradicar esta forma de negligencia en contra de los niños.” Manifestó la Dra. Olga Arguedas, Directora General del HNN.

Según el Hospital Nacional de Niños, un total de 4.224 niños y niñas fueron atendidos por una quemadura en la Unidad de Cuidado Integral del Niño con Quemaduras del Hospital Nacional de Niños (UCINQ) en los últimos 11 años. En 80 de cada 100 casos de quemaduras, las niñas y niños estaban al cuidado de un adulto y el hecho ocurrió en tan sólo un segundo de descuido.

La principal incidencia se da en niños de 0 a 4 años, seguido por los niños de 5 a 9 años y la mayoría de los eventos se presentan por causa de líquidos calientes.

Como parte de la alianza entre el HNN, (ASOQUEM HNN) y UNICEF desde febrero de este año se inició la ejecución de estrategia integral que contempla: un estudio sobre conocimientos, actitudes y prácticas de los cuidadores sobre las quemaduras; el desarrollo de materiales educativos para que los funcionarios de instituciones trabajen en las comunidades capacitando a las familias en prevención de quemaduras; obras cortas de teatro para ser presentadas en las comunidades donde se registran la mayor cantidad de incidentes por quemaduras; así como la producción de campaña la de comunicación “No los descuide ni un segundo” para redes sociales y medios de comunicación.

El Hospital Nacional de Niños también está desarrollando procesos educativos con los padres de niñas y niños que han vivido algún episodio de quemaduras para evitar que vuelvan a ocurrir.

La negligencia es principal factor de riesgo de quemaduras

Un estudio realizado en las comunidades de Pavas y Desamparados, donde se reporta la mayor incidencia de quemaduras, para conocer cuáles eran los factores que incidían en las quemaduras, demostró que una de las principales causas de las quemaduras es la negligencia de los adultos quienes dejan objetos con electricidad o calientes como pólvora, motores o máquinas, candelas, fogones, parrillas, agua o grasa caliente y planchas de pelo cerca de las niñas y niños. El hacinamiento y la pobreza se convierten en factores de alto riesgo para la niñez, ya que la convivencia en espacios pequeños o el tener que cocinar con leña exponen a los niños a mayores riesgos. Además, muchos padres y cuidadores no llevan a los niñas o niños con quemaduras al hospital por temor a ser denunciados o porque prefieren recurrir a tratamientos caseros inadecuados como pasta de dientes, aloe, café, entre otros.

La negligencia está catalogada por el Hospital Nacional de Niños y el PANI como la principal forma de abuso que afecta a los menores del país, la cual ronda el 30% de los casos de atención por abuso que registran ambas entidades.

“Para UNICEF es esencial apoyar al Hospital Nacional de Niños porque queremos evitar la negligencia como una forma de violencia contra los niños y niñas en Costa Rica. Una quemadura no es un accidente, sino falta de prevención. La prevención empieza en el corazón mismo de los hogares, por eso es importante trabajar en las comunidades y mostrarle a los padres y cuidadores cómo atender y proteger mejor a sus niñas y niñas para evitar cualquier tipo de lesión o agresión que pongan en riesgo su vida, su desarrollo integral y el cumplimiento de sus derechos”, enfatizó Gordon Jonathan Lewis, representante de UNICEF en Costa Rica.

Diciembre y enero meses críticos

Aunque las cifras han venido bajando, sobre todo en períodos donde hay campañas, los datos muestran que los meses de diciembre y enero son meses donde se presentan mayor cantidad de casos de pacientes que requirieron hospitalizarse por la gravedad de las quemaduras. En diciembre del 2016 se presentaron 42 y en diciembre del 2017 bajaron a 25. En enero del 2016 la cifra alcanzó 46 y en el ese mismo mes en el 2017 se atendieron 39. Estas cifras no incluyen los casos que se reciben en otras clínicas y hospitales del país.

Además, muchos casos se mantienen como cifra oculta porque son atendidos inadecuadamente en los hogares.

Para enfrentar esta situación en noviembre y diciembre se volverá a divulgar la campaña “No los descuide ni un segundo” y otra para prevenir las quemaduras con pólvora. Para lograr la meta es necesario el apoyo de las familias, las instituciones, las comunidades y los medios de comunicación.

En la primera fase de la alianza 50 líderes locales de las comunidades de Desamparados y Pavas junto a representantes de Bomberos, Ministerio de Salud, CEN CINAI, Ministerio de Educación Pública, Caja Costarricense del Seguro Social y Patronato Nacional de la Infancia recibieron capacitaciones del Programa de Prevención de Quemaduras en niños y niñas menores de cuatro años. Con el apoyo de estas organizaciones, en el 2019, el HNN, ASOQUEM y UNICEF impulsarán un fuerte programa de prevención en comunidades de alto riesgo, con un enfoque preventivo y educativo.

Usted puede ayudar a evitar quemaduras en niños y niñas

1. La cocina es un área del hogar donde no deben ingresar los niños y niñas. El 50% de las quemaduras ocurre en la cocina.
2. No tenga a su niño o niña alzado mientras toma café o cualquier otra bebida caliente.
3. Los cordones de los electrodomésticos no deben quedar colgando porque los niños y niñas pueden enredarse o jalarlos.
4. Cuando pone a enfriar la plancha de pelo colóquela en un lugar alto fuera del alcance de los niños y niñas.
5. Para bañar a sus niños y niñas use agua tibia no es necesario que esté caliente.
6. Si su niño sufre una quemadura debe colocar de inmediato la zona afectada bajo el chorro de agua.
7. Si su niño sufre una quemadura no aplique pasta de dientes o ningún otro remedio o medicamento, solo coloque la zona afectada bajo el chorro de agua para enfriar, luego debe retirar lo que esté quemando la piel como ropa, liquido u otro material, cubra con algo limpio y acuda al centro médico.

Pin It on Pinterest

Share This