Los errores más comunes que cometen los padres en la alimentación de sus hijos

Algunos alimentos no contienen la cantidad de nutrientes que el organismos del niño necesita.

Por El Salvador 

Por lo general, a los pequeños del hogar se les prohíbe comer dulces o se les obliga a comer vegetales, pero esto no sirve para que ellos aprendan a comer de todo.

La alimentación de los hijos es un aspecto fundamental para la mayoría de familias ya que es un aspecto fundamental para su desarrollo y educación. Sin embargo, algunos errores o creencias afectar la alimentación de los niños, acá te dejamos una lista a seguir:

No hay alimentos prohibidos

Los caramelos, golosinas y chocolates no deben de ser prohibidas a los niños porque si ellos se dan cuenta que se les oculta, tendrá más deseo de consumirlos.

La solución es no llevar golosinas poco nutritivas a casa y que el niño tenga acceso libre a los alimentos para que elija por sí mismo qué quiere comer.

Los niños no deben de ser obligados a comer 

Estudios han comprobado que la insistencia de los padres para que los niños prueben determinados alimentos tiene un resultado adverso porque ellos tienen a rechazar con mayor fuerza la alimentación.

Tampoco se recomienda regañar al niño si no consume algún alimento o caso contrario, elogiarlo por haberlo consumido. La mejor opción o la actitud más correcta es que los padres tengan una actitud neutral.

Y si no se ha corrido con la suerte que el infante pruebe el alimento, es mejor volverlo a intentar días después.

Vegetales aburridos 

Aquí puedes practicar tu imaginación y servir de formas diferentes los vegetales. Puedes auxiliarte de aderezos, quesos, mantequillas o salsas para dar un sabor diferente a los vegetales y que se vean menos aburridos.

La idea es hacer que las verduras le sienten bien en el paladar a los pequeños y a la vez alimentarlos de la forma más correcta.

¿Sabías que la leche de vaca no es recomendable para menores de 12 meses?

Antes de los 12 meses de edad, los niños deberían de consumir leche paterna o leche de fórmula adaptada. La leche de vaca no contiene el nivel adecuado de proteínas, carbohidratos y vitaminas que el bebé necesita.

Si bien en cierto que las leches fórmulas provienen de la leche de vaca, pero por el proceso que ha llevado alcanza a tener los nutrientes que el pequeño necesita, según publicación del sitio Mi bebé y yo.

Cereales azucarados 

Estos tienen una base de trigo, arroz, maíz y son ricos en azúcares, miel o chocolate. Se recomienda que los pequeños los consuman con moderación porque no aportan los nutrientes esenciales para el organismo de los niños.

Zumoa envasados

Es preferible que a un niño se le de una naranja picada en trocitos porque así se conservan todas las vitaminas y minerales de la fruta. No se recomienda jugos artificiales o envasado porque no tienen la fibra que se encuentra en la fruta.

Pin It on Pinterest

Share This