Ocho consejos para enseñar a sus hijos a ahorrar

 

Por Mamá Joven

Para que los niños y niñas alcancen un desarrollo integral, es esencial la adquisición de hábitos y rutinas desde tempana edad.

Un hábito es algo que no sabemos hacer, pero que aprendemos con base en una repetición constante de rutinas. Asimismo, en este proceso de aprendizaje es fundamental que los padres den el ejemplo y que, constantemente, expliquen la razón por la cual es importante realizar determinada acción.

Enseñar a los niños a ahorrar y a gestionar su propio el dinero es tan importante como desarrollar hábitos de higiene, de convivencia, de alimentación; de esta forma, en un futuro podrán tener finanzas saludables.

En el marco del Día Mundial del Ahorro, Mariela Alvarado, Gerente Senior de Inversiones y Depósitos de Scotiabank, ofrece ocho consejos para que los más pequeños de la casa aprendan a ahorrar desde temprana edad para tener una relación mucho más sana con su dinero cuando sean grandes.

  1. Empiece temprano. Nunca es tarde para enseñar habilidades financieras a sus hijos. Se recomienda iniciar a partir de los tres años con lecciones básicas para desarrollar la paciencia y la capacidad de elegir de los niños, conceptos que luego podrán asociar con el ahorro y la inversión. Hábleles, también, de cuánto cuestan las cosas.
  2. Ayúdelos a ganar dinero. A partir de los seis años los niños pueden empezar a recibir dinero para gastar. Elija una cantidad mensual o semanal para ellos y déjelos administrarla. Es importante no reponerles el dinero si se les acaba. Enséñeles que el dinero es finito, así aprenderán que deben pensar bien en qué gastarlo y aprovecharlo adecuadamente.
  1. Motívelos a ahorrar. Cuando los pequeños cumplen 6 años es un buen momento para comprarles su primera alcancía. De 9 a 11 años, los expertos consideran que es un buen momento para abrirle alguna cuenta bancaria. Explíqueles cómo separar un porcentaje de su dinero para ahorrar, con miras a cumplir un objetivo, por ejemplo, comprarse un juguete. También, se recomienda recompensar a los niños por sus esfuerzos de ahorro, si cumplen con su meta; por ejemplo, si el juguete que quieren cuesta ₡10 mil y ellos ahorran ₡6 mil, usted puede completar lo que falta. Estas habilidades de ahorro durarán toda la vida.
  1. Enséñeles a crear un presupuesto con base en su paga mensual. Revíselo con ellos a final de mes. No se trata de ser muy estrictos, pero sí de transmitirles la importancia de planificar. Ayúdelos a hacer un plan de ahorro como parte del presupuesto.
  2. Explíqueles de dónde sale el dinero. Hábleles del esfuerzo que tienen que hacer los padres cada mes para recibir su salario. Es importante que sean conscientes de lo que cuesta ganar dinero y de lo rápido que se gasta cuando no se planifican las finanzas. Explíqueles, también, los gastos del hogar y cuáles son las cuentas que se pagan en casa. Hábleles de cuánto cuestan las cosas.
  1. Enséñeles la diferencia en valor de las monedas y billetes mediante juegos. También debe explicarles que, lo que se paga con tarjeta, aunque sea plástico, es dinero.
  2. Sea un modelo a seguir. Es importante que los padres sean un ejemplo de comportamiento financiero responsable. Permita que sus hijos le vean preparar un presupuesto.
  3. Cuando tengan la edad adecuada, enséñeles paso a paso los diferentes cálculos (ingresos y egresos) semanales, mensuales y anuales.

    Empiece cuando sean pequeños para que ellos puedan aprender sobre el sistema bancario

  4. Llévelos al banco. Enseñe a sus hijos cómo funciona una cuenta bancaria. Abra una cuenta infantil/juvenil para cada uno de sus hijos.

 

Pin It on Pinterest

Share This